La paz de Dios!

"La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo." Juan 14:27

La verdadera paz no depende de la circunstancias. La verdadera paz no significa que hay calma cuando todo está en calma. La paz de Dios significa que tu estas en calma aun cuando todo está mal. Relámpagos y truenos podrían perseguirte y rodearte. Podrás sentir los vientos contrarios.  Puede ser que nada parece prometedor. Todo se mira oscuro. PERO son esas situaciones cuando la verdadera paz gana la batalla. Cuando recibimos y caminamos en esa paz dejamos que sea depositada y esa paz, la paz de Dios es la que guarda nuestros corazones y pensamientos (Fil 4:7). El Evangelio nos dice que Dios nos ama tanto que envió a Su Hijo a morir por nosotros. Eso es GRACIA! Ninguno de nosotros lo merecíamos. Sabiendo que Dios nos ama tanto, podemos nosotros cuestionar si Él puede o no puede cuidar de nosotros en cualquier circunstancia? ¿O que puede usar cualquier circunstancia para nuestro bien? Esta clase de GRACIA trae PAZ. Y esta PAZ solo la entiende aquellos que entienden el Evangelio, una PAZ que va más allá de cualquier situación o problema. Te invito a que dejes que la PAZ de Dios inunde todo tu ser.