Tus fuerzas vienen de Dios!

"Jehova es mi fortaleza y mi escudo; En el confió mi corazón, y fui ayudado, por lo que se gozo mi corazón, y mi cántico le alabare." Salmos 28:7 

No importa lo que pase en tu vida, tus fuerzas vienen de Dios. No importa cuando te critiquen diciendo que no vales la pena, tus fuerzas vienen de Dios. Tal vez no sepas cuantas veces tendrás que intentarlos, pero tus fuerzas vienen de Dios. Tal vez no sepas cuantas veces tendrás que levantarte, pero tus fuerzas vienen de Dios. Tendrás que sonreír muchas veces frente a la adversidad, pero tus fuerzas vienen de Dios. Donde tus fuerzas terminan comienzan las de Dios!

Samara GonzalesComment