No te des por vencido!

"Por tanto, no desmayamos; antes aunque este hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día."  
2 Corintios 4:16

Pablo no miraba como miraba antes, no escuchaba como escuchaba antes, no se recuperaba de los maltratos tan rápido como antes. Sus fuerzas ya no eran las mismas. Pablo miraba arrugas en su cara. Pero no perdía animo, no perdía la fe, no desmayaba, porque Pablo sabia que aunque el hombre exterior se iba desgastando, el hombre interior se iba renovando. Dos versos después Pablo nos dice, "no mirando nosotros las cosas que se ven, pues las cosas que se ven son temporales pero las que no se ven son eternas." Pablo no miraba con los ojos naturales, pero con los ojos espirituales. Es maravilloso como Pablo aun mantenía su animo después de pasar por momentos difíciles. Y es porque Pablo sabia que algo GRANDE tenia que venir de su problema.  El enfoque de Pablo era Cristo, y el darse por vencido no era una opción para el ni lo tiene que ser para ti. La fe es ver mas aya de tu problema y confiar en el Señor, que el tiene la solución.